Saltar al contenido
Limpia tu Vida

¿Qué sucede después de tener un derrame cerebral?

¿Sabes lo que sucede después de un derrame cerebral? Hay varios resultados posibles, dependiendo de las condiciones de salud y de los individuos. El accidente cerebrovascular ocurre debido a un coágulo de sangre en las arterias o sangrado en el cerebro. El tratamiento inicial para el accidente cerebrovascular incluye medicamentos para romper el coágulo y prevenir un mayor daño al cerebro. Una vez que el accidente cerebrovascular y sus factores de riesgo han sido controlados, el paciente está listo para la rehabilitación. En general, la parte dañada del cerebro, la extensión del daño y la rapidez con que se administró el tratamiento determinan el nivel de discapacidad. Si es testigo de un caso de accidente cerebrovascular, llame a una ambulancia de inmediato.

¿Qué sucede después de un derrame cerebral?

1. Funciones corporales serán afectadas

Varios cambios corporales similares suceden a la mayoría de los pacientes en recuperación después del accidente cerebrovascular. Los músculos se debilitan y puede haber parálisis en un lado del cuerpo. Esto interfiere con el equilibrio del paciente, induce cansancio y reduce la movilidad. Otras funciones corporales afectadas incluyen:

  • Dificultad para tragar
  • Vista comprometida
  • Dificultad en el control de la vejiga y el intestino

2. Problemas con la comunicación

Muchos pacientes sufren problemas de comunicación. Uno de los problemas de comunicación más comunes es la afasia, que hace que sea difícil para el paciente hablar, escribir, leer o incluso comprender lo que otras personas están hablando.

3. Memoria y pensamiento deteriorados

El derrame cerebral generalmente afecta la memoria a corto plazo, pero también puede afectar la concentración, la planificación, la capacidad de resolución de problemas e incluso encontrar el camino en un lugar familiar. Si el accidente cerebrovascular afecta el hemisferio derecho, los pacientes pueden sufrir problemas de percepción espacial, lo que afecta su capacidad para juzgar el tamaño, la distancia, la velocidad, la posición o la forma. Más síntomas incluyen no poder escribir o formar letras y números, desconocer el lado interno o externo, el lado izquierdo o derecho de la ropa. Los pacientes incluso no pueden decir si están de pie o sentados.

4. Cambios emocionales

Lo que sucede después de un derrame cerebral incluye cambios emocionales. Estos pueden incluir ansiedad, depresión, irritabilidad y una falta general de control emocional. El accidente cerebrovascular que ocurre en el cerebro frontal de un paciente o en el tallo del cerebro puede llevar a la pérdida del control emocional. Tal paciente puede estar riendo en un momento y luego comenzar a llorar de repente. Esto generalmente ocurre durante la noche, pero puede ocurrir durante el día, especialmente cuando un paciente pasa mucho tiempo en la cama.

5. Cambios de comportamiento

Un derrame en el lado izquierdo puede hacer que la víctima sea lenta, desorganizada y demasiado cautelosa, especialmente cuando están involucrados en nuevas actividades. Pueden ser vacilantes y ansiosos, a diferencia de cómo eran antes del ataque. Por otro lado, las personas cuyo ataque cerebral ocurrió en el lado derecho del cerebro probablemente actúen de forma rápida e impulsiva. Pueden ignorar sus desafíos y tratar de llevar a cabo actividades más allá de sus capacidades.

Cómo cuidar a las personas que han tenido un derrame cerebral

1. Hay que reducir el riesgo a que tenga otro derrame cerebral

Un sobreviviente de accidente cerebrovascular corre el riesgo de sufrir otro accidente cerebrovascular si no se sigue el tratamiento y el control adecuados. Ayude a reducir este riesgo asegurándose de que el paciente tome la medicación adecuadamente, haga ejercicios y consulte al médico con regularidad.

2. Obtener los hechos correctos

Cuando un ser querido ha sufrido un accidente cerebrovascular, lo mejor es averiguar qué sucede después de un accidente cerebrovascular hablando con los médicos. Pregunte acerca de los medicamentos recetados y sus efectos, los ajustes necesarios en el hogar para acomodar al paciente en recuperación.

3. Aprenda los factores que determinan la recuperación

Si bien cada golpe es diferente, algunos factores determinan la recuperación. Éstas incluyen:

  • Ubicación del golpe en el cerebro
  • Alcance del daño cerebral
  • Estado de salud del paciente antes del accidente cerebrovascular
  • Motivación del paciente
  • Apoyo de cuidadores

Dependiendo de los factores anteriores, la recuperación puede tomar un tiempo más corto o más largo. Muchos pacientes logran una recuperación sustancial dentro de los 3 a 4 meses después del accidente cerebrovascular. Para otros, la recuperación puede continuar por hasta dos años.

4. Esté atento a los signos de que se requiere terapia física

Si está cuidando a un sobreviviente de un accidente cerebrovascular, consulte a un terapeuta si nota uno o más de los siguientes:

  • Dificultad en movimiento
  • Falta de equilibrio que conduce a caídas
  • Incapacidad para participar en actividades sociales
  • Incapacidad para caminar por más de seis minutos sin parar

5. Buscar consejo médico sobre las caidas

Las caídas son comunes después de un derrame cerebral. Sin embargo, debe tratarse cualquier lesión resultante. En caso de que el sobreviviente de un derrame cerebral caiga más de dos veces en 6 meses, consulte al médico o fisioterapeuta lo antes posible.

6. Monitorear el progreso de la recuperación

FIMS (Functional Independence Measure Score) es un sistema de control de progreso para determinar la cantidad de terapia requerida. El sistema considera ganancias funcionales semanales incluyendo movilidad, comunicación y habilidades para vivir.

7. Recibe depresión tratada

Alrededor del 30 al 50 por ciento de los pacientes en recuperación sufrirán depresión en algún momento durante la recuperación. Debido a que la depresión puede afectar la recuperación, consulte a un médico cuando note los primeros signos de depresión, como sensación de desesperanza, pérdida de interés en pasatiempos anteriores, cambios en el apetito y sueño.

8. Unirse a grupos de apoyo

Lo que sucede después de un accidente cerebrovascular puede causar mucho estrés tanto para el paciente como para el cuidador, por lo tanto, es posible que necesite algún apoyo emocional y el intercambio de experiencias de las personas con problemas similares. Manténgase en contacto con los trabajadores sociales para que pueda conocer a los grupos de apoyo pertinentes.

9. Averigüe sobre la cobertura del seguro

Es importante familiarizarse con la cobertura de seguro disponible. Esto lo ayudará a prepararse para lo que viene. Puede obtener esta información del médico, trabajador social o administrador de casos. La respuesta de su paciente a la terapia determinará si se extenderá la cobertura de Medicare. Si el paciente mejora o se deteriora entre sesiones, es posible que se brinde una terapia de rehabilitación adicional bajo la cobertura de Medicare.

10. No te descuides

Cuídese para que pueda seguir cuidando a su ser querido. Coma comidas saludables, haga ejercicio y tómese un descanso de la prestación de cuidados solicitando a un amigo o familiar que lo sustituya.