Saltar al contenido
Limpia tu Vida

Falta de aliento y náuseas: causas y tratamientos

Si las náuseas y la falta de aire se presentan individualmente, no son una gran preocupación. Todos en algún momento de la vida tendrán un cierto nivel de dificultad para respirar o náuseas. Sin embargo, cuando estos dos síntomas se presentan juntos, pueden ser un signo de una afección médica grave, incluso una que pone en peligro la vida y que requiere ayuda médica inmediata.

¿Qué puede indicar la falta de aliento y náuseas?

Si los dos síntomas ocurren juntos, debe buscar ayuda médica para el diagnóstico y el tratamiento. Las posibles causas de estos dos síntomas incluyen:

1. Gastritis

Gastritis es una inflamación de la pared del estómago. Los síntomas comunes de la gastritis incluyen dolor abdominal localizado en la parte superior, distensión abdominal, náuseas y vómitos, indigestión, acidez estomacal, hipo, pérdida de apetito, sensación de ardor entre dos comidas, negro alquitranado heces, etc. En ciertos casos, los síntomas adicionales  dificultad para respirar, sudoración, etc., pueden ocurrir.

Debe buscar ayuda médica inmediata en casos en que vomite sangre, su vómito tenga un color amarillo o verde, o tenga latidos cardíacos rápidos, dolor en el pecho, dificultad para respirar, fiebre y dolor abdominal.

2. Ataque de pánico

Un ataque de pánico se caracteriza por un miedo repentino e intenso sin ningún peligro real. Las personas que se someten a un ataque de pánico sienten que morirán pronto debido a un ataque al corazón. Es imposible predecir un ataque de pánico ya que comienza repentinamente sin previo aviso. Los signos y síntomas comunes de un ataque de pánico incluyen:

  • Latidos rápidos
  • Temblor
  • Sacudida
  • Transpiración
  • Sofocos
  • Resfriado
  • Náuseas y vómitos
  • Falta de aliento
  • Dolor de pecho
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Aturdimiento
  • Entumecimiento
  • Una sensación de hormigueo en las extremidades superiores e inferiores
  • Calambre abdominal
  • Una sensación de desapego
  • Un sentimiento de irrealidad

3. Ataque al corazón

Otra causa de dificultad para respirar y náuseas es un ataque al corazón. Un ataque al corazón es una afección médica grave y potencialmente mortal que requiere ayuda médica inmediata.

Ocurre cuando no hay suficiente sangre que fluye a las arterias coronarias que irrigan el corazón. Cuando se interrumpe el flujo de sangre al corazón, puede provocar daños graves y permanentes en el músculo cardíaco.

Los síntomas comunes de un ataque al corazón incluyen:

  • Dolor, presión, opresión o una sensación de compresión en el pecho, que puede extenderse a los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula y la parte superior de la espalda.
  • Náuseas y raramente vómitos
  • Acidez
  • Indigestión
  • Dolor abdominal en el epigastrio
  • Falta de aliento
  • Fatiga
  • Aturdimiento
  • Mareo
  • Sudores fríos

¿Cómo se puede tratar la falta de aliento y las náuseas?

1. Gastritis

En casos en que la gastritis es la causa, su tratamiento depende de la causa subyacente de la gastritis. En casos de gastritis aguda causada por abuso de alcohol o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Ciertos medicamentos de venta libre, así como los medicamentos recetados, pueden ayudar a aliviar la gastritis, como:

  • Antiácidos
  • Antagonistas de H2
  • PPI (inhibidores de la bomba de protones)
  • Antibióticos en casos de infección por Helicobacter pylori

Lo más importante cuando se trata del tratamiento de la gastritis es un cambio de estilo de vida. Sigue estos consejos en tu vida diaria.

  • Coma con más frecuencia y en porciones más pequeñas.
  • Evite ciertos tipos de alimentos que irriten su estómago, como comidas picantes, alimentos grasos, alimentos fritos y ácidos.
  • No beba alcohol ya que irrita el revestimiento de su estómago.
  • Evite el estrés ya que se sabe que los síntomas de la gastritis empeoran debido al estrés. Yoga, masajes, tai chi, meditación, natación, caminar, etc., pueden ayudarlo a reducir el estrés tanto como sea posible.
  • Elija calmantes para el dolor seguros como el acetaminofeno, que tienden a tener un efecto menor en su gastritis.

2. Ataque de pánico

¿Qué pasa si la falta de aliento y las náuseas son causadas por un ataque de pánico? Ciertos medicamentos y psicoterapia pueden ayudar a tratar los ataques de pánico, según la gravedad de sus ataques de pánico, sus antecedentes médicos y familiares, etc. Con el tratamiento adecuado, se puede reducir la frecuencia y la intensidad de sus ataques de pánico.

  • La psicoterapia se considera muy exitosa en lo que respecta al tratamiento de los ataques de pánico. A través de la psicoterapia, aprenderá cómo entender el motivo de sus ataques de pánico y cómo enfrentar mejor este problema.
  • Ciertos medicamentos, como las benzodiazepinas, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, la serotonina y los inhibidores de la recaptación de norepinefrina, pueden ayudarlo a reducir los signos de los ataques de pánico.

Algunos pasos de autocuidado y cambios en el estilo de vida pueden ayudarlo a controlar y aliviar sus ataques de pánico incluso sin medicamentos o psicoterapia, que incluyen:

  • Evite el alcohol, la cafeína, el tabaquismo y el abuso de drogas ilegales.
  • Evite el estrés tanto como sea posible a través de técnicas de relajación o manejo del estrés.
  • Manténgase físicamente activo, ya que tendrá un efecto calmante sobre usted.
  • Duerma bien por la noche que lo hará sentir bien y fresco al día siguiente.
  • Únase a un grupo de apoyo si lo considera necesario y útil para usted. Hablar con otras personas con problemas similares al tuyo puede ser muy útil para lidiar con tu propio problema.

3. Ataque al corazón

Un ataque al corazón es una afección médica grave que pone en peligro la vida y, por esta razón, debe actuar rápidamente y buscar ayuda médica inmediata. Quizás, lo más importante es conocer y reconocer los signos y síntomas de un ataque al corazón en primer lugar.

No conduzca usted mismo al hospital ya que esto solo hará que su condición empeore. Tome nitroglicerina inmediatamente si su médico se la recetó. Tome aspirina inmediatamente ya que ayudará a reducir el daño cardíaco al prevenir nuevos coágulos de sangre.