Saltar al contenido
Limpia tu Vida

Aceites esenciales para los resfriados

A las personas les resulta difícil lidiar con los resfríos y dolores de garganta, especialmente cuando tienen que lidiar con él cada temporada. Puede probar los medicamentos, pero no siempre funcionarán contra los virus. ¿Qué deberías hacer entonces? ¡Prueba aceites esenciales para los resfríos y dolor de garganta! hay bastantes opciones y algunos de estos aceites son igualmente eficaces contra otros síntomas de resfriado como la congestión sinusal y la congestión nasal. Vamos a descubrir más sobre eso.

Aceites esenciales efectivos para los resfriados

Los aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas, antivirales y antisépticas, que los hacen eficaces contra los virus y las alergias estacionales. Aquí hay algunos aceites esenciales altamente efectivos para resfriados que funcionan como magia.

1. orégano

Gracias a sus propiedades antibacterianas y antivirales, el aceite esencial de orégano elimina los virus y las bacterias. Al mismo tiempo, aumenta su sistema inmunológico y lo hace lo suficientemente potente como para eliminar las infecciones. Además, el aceite de orégano también es un gran desinfectante de manos y ayuda a mantener sus manos suaves .

2. Tomillo

El aceite de tomillo ayuda a mejorar su inmunidad. Aumenta el sistema inmunológico y lo protege de las infecciones. También contiene Listerine que le da propiedades antisépticas. También puede usar aceite esencial de tomillo para mejorar la circulación y reducir las lesiones, tensiones y dolores deportivos.

Además, el aceite de tomillo también le da a su hígado una desintoxicación, sirve como desinfectante pulmonar y es extremadamente beneficioso para la tos, el asma, la tos ferina, el catarro y la bronquitis. También aumenta las secreciones de moco para ayudarlo a encontrar algo de alivio de la tos seca.

3. Eucalipto

La mayoría se encuentra en los ungüentos y gotas para la tos, el aceite de eucalipto tiene propiedades antibacterianas y antisépticas. Estimula su sistema inmune y ayuda a reducir la inflamación en los pulmones. Agregue unas gotas de este aceite a una olla de agua caliente humeante e inhale el vapor para reducir la hinchazón de las membranas mucosas y recuperarse de las infecciones sinusales.

4. Lima

Tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antivirales. Es un refuerzo del sistema inmune y te proporciona la inmunidad para combatir los gérmenes y tratar la fiebre. También puede usarlo para mejorar el poder de los limpiadores domésticos naturales.

5. Incienso

Es uno de los mejores aceites esenciales para los resfriados y es igualmente beneficioso para los pulmones, ya que ayuda a suprimir la tos y reduce la inflamación en los pulmones. También puede usarlo como un spray antiséptico para proteger las heridas de la infección. Puede usarlo para tratar la bronquitis y el asma. Agregue un par de gotas de aceite esencial de incienso en una onza de aceite transportador y frótelo en el pecho para aliviarse.

6. Menta

Incluso el olor del aceite de menta puede ser un alivio del estrés. Beneficia enormemente su sistema respiratorio y facilita la respiración. Alivia la congestión nasal, la bronquitis, el asma, así como los resfriados y la tos comunes. Puede obtener alivio agregando un poco de aceite de menta en agua caliente, cubriéndose la cabeza con una toalla e inhalando los vapores.

7. Hisopo

Resulta extremadamente beneficioso para el tratamiento de la bronquitis y otras infecciones respiratorias. Es compatible con los pulmones y reduce la inflamación. Y esto le ayuda a lidiar con la tos grave que marca la mayoría de las infecciones respiratorias, como los resfriados.

Además, el aceite de hisopo es igualmente eficaz contra las fiebres. Ayuda a reducir la temperatura de su cuerpo y es un remedio perfecto para cualquier persona que padezca bronquitis crónica u otros tipos de infecciones respiratorias.

8. Limón 

Los resfriados pueden provocar dolores de oído o inflamación de los ganglios linfáticos, lo que hace que se sienta mucho peor. Cuando se usa con cierto aceite portador, el aceite de limón se frota alrededor de los oídos y / o los ganglios linfáticos afectados pueden permitir que drenen. El aceite esencial de limón también te proporcionará energía y te hará sentir con energía, especialmente cuando estás bajo el clima.

9. Clavo

No solo es bueno para los dolores de muelas, el aceite de clavo, debido a sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antibacterianas, es ideal para los resfríos, especialmente cuando se usa en una mezcla llamada aceite Thieves que también contiene canela, limón, eucalipto y aceites esenciales de romero.

10. jengibre

Cuando sus síntomas de resfriado son graves, también puede sentir náuseas. El aceite esencial de jengibre es un remedio natural perfecto para tratar sus náuseas. También funciona increíblemente bien para calmar los dolores  relacionados con la gripe.

Qué tan seguro son los aceite esencial para los resfriados

Definitivamente puede utilizar aceites esenciales para los resfriados para aliviar dolores, congestión y fiebre. En la mayoría de los casos, los aceites esenciales son bastante seguros. Algunos de los mejores aceites antimicrobianos son bastante fuertes, por lo que debe usarlos con moderación. En realidad, es una mejor idea inhalar o difundir el aceite que aplicarlo directamente sobre la piel. La canela, el orégano, la pimienta negra, el clavo de olor y el tomillo son excelentes aceites esenciales, pero debes evitar aplicarlos por vía tópica. En cambio, puede utilizarlos en un masaje para usar tópicamente, pero evite agregarlos a una mezcla de masaje corporal o un baño.

En caso de que vaya a utilizar aceites de especias, será mejor que los diluya con otros aceites antes de difundirlos. Además, debe difundirlos con menos frecuencia: es importante evitar la difusión del aceite de clavo por más de un par de minutos a la vez o irritará sus ojos. Mezclar aceites de especias con aceites cítricos hará que sean menos irritantes para los ojos. Si va a aplicar cualquier tipo de aceite esencial en su piel, es ideal poner un poco en su piel haber si no hay reacción grave.