Saltar al contenido
Limpia tu Vida

5 Vitaminas para una mejor circulación sanguínea

La circulación sanguínea es un componente importante de la salud. La acción de bombeo del corazón ayuda a transportar sangre que suministra oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y órganos del cuerpo. El flujo de sangre también ayuda a transportar los desechos de los tejidos del cuerpo para extraerlos de los riñones y los pulmones. La circulación sanguínea continúa a través del sistema circulatorio que consta de arterias, capilares y venas. Pero para que esto suceda de manera efectiva y sin impedimentos, el cuerpo requiere una nutrición adecuada que incluya ciertas vitaminas.

Vitaminas para una mejor circulación sanguínea

Niacina O Mejor Dicho Vitamina B3

La niacina es una vitamina B que respalda la circulación sanguínea saludable. Los estudios demuestran que la deficiencia de niacina es muy rara porque la mayoría de las personas obtiene suficiente de la comida. Los alimentos ricos en niacina incluyen remolachas, pescado, cacahuetes y girasol. Además, muchos panes y cereales son fortificados con niacina. La niacina también es conocida por reducir los niveles de colesterol malo, evitando así el endurecimiento de los vasos sanguíneos o la aterosclerosis. Mientras que algunas personas pueden tomar suplementos de niacina para la prevención de la aterosclerosis, el exceso de niacina puede tener efectos adversos. Por esta razón, es necesario consultar a su médico acerca de la dosis correcta.

Vitamina E

La vitamina E mejora la circulación de la sangre mediante la ampliación de los vasos sanguíneos para permitir el flujo de sangre sin impedimentos. La vitamina E también se requiere en la producción de glóbulos rojos y la prevención de la coagulación. Los alimentos ricos en vitamina E incluyen verduras de hoja verde, nueces, semillas y aceites vegetales. Además, la mayoría de los cereales, jugos de fruta y margarina están fortificados con vitamina E. Al igual que otras vitaminas de la circulación sanguínea, si tiene la intención de tomar suplementos de vitamina E, asegúrese de hablar con su médico para no tomar cantidades excesivas.

Vitamina C

También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C ayuda a prevenir la acumulación de placa y la aterosclerosis que de lo contrario podría impedir el flujo de sangre. El ácido ascórbico también ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexibles. Las frutas como fresas, naranjas, sandía, kiwi, pomelo, melón, mangos y tomates y verduras como el brócoli, las verduras de hoja verde, las coles de Bruselas y la calabaza de invierno son algunos de los mejores alimentos con vitamina C.

Vitamina K

La vitamina K es crítica para la coagulación de la sangre. Su deficiencia conduce a una hemorragia o sangrado excesivo que puede comenzar con la nariz o las encías. Los estudios indican que el aumento en la ingesta de vitamina K puede disminuir el riesgo de hemorragia debido a enfermedad hepática, síndromes asociados con malabsorción o uso a largo plazo de antibióticos. Los alimentos ricos en vitamina K incluyen col rizada, espinacas, té verde, lechuga verde oscuro, repollo, nabo y espárragos.

Vitamina B6

La vitamina B6 mejora la circulación por su capacidad para combatir los radicales que causan el endurecimiento de los vasos sanguíneos. Las fuentes ricas de vitamina B6 incluyen atún, pechuga de pavo, pechuga de pollo, ajo y hojas de mostaza.

Otras formas de mejorar la circulación sanguínea

Dieta saludable

Además de las vitaminas para la circulación de la sangre, una dieta sana y equilibrada que incluya muchas frutas y vegetales ayuda a mejorar el flujo de sangre. Su dieta también debe contener antioxidantes, fibra, ácidos grasos omega-3 y minerales. Además de apoyar la circulación sanguínea, estos nutrientes son necesarios para una buena salud general. Si bien no se requiere una dieta especial, puede incluir algunos alimentos para ayudar a combatir la inflamación y la acumulación de toxinas. Tales alimentos incluyen los siguientes:

  • Cebolla y ajo: las cebollas y el ajo protegen a los vasos sanguíneos de las placas. También son antibióticos naturales y purificadores de sangre que ayudan a mejorar la inmunidad y combatir las infecciones.
  • Chocolate negro: además de su sabor agradable, el chocolate negro es un alimento altamente nutritivo. Proporciona flavonoides que se sabe que mejoran la circulación de la sangre a través del cuerpo además de reducir el nivel de colesterol y regular la presión arterial. También se sabe que el chocolate alivia la producción de serotonina y feniletilamina que ayudan a reducir la tensión.
  • Cítricos: los cítricos tienen un alto contenido de vitamina C que mejora la circulación. Los cítricos también tienen propiedades antioxidantes y ayudan a eliminar toxinas.
  • Chile: el ají mejora el flujo de sangre en todo el cuerpo al estimular las reacciones positivas.
  • Aceite de oliva: La aceituna es un antioxidante natural rico en vitaminas de la circulación sanguínea como la vitamina E, K, A y D. El aceite de oliva también aumenta el apetito y mejora la densidad ósea. Contiene antioxidantes fenólicos que protegen contra la enfermedad cardíaca.
  • Nueces y semillas: comer nueces y semillas secas regularmente ayuda a mejorar la salud de su piel y cabello. Las nueces y semillas contienen vitamina B3, niacina y ácidos grasos omega-3 que protegen contra las alteraciones circulatorias y favorecen la salud del corazón.

Ejercicio

El ejercicio es una de las formas más efectivas para mejorar la salud circulatoria. Y eso no significa que tengas que involucrarte en una actividad física extrema. La investigación muestra que el ejercicio fácil como caminar, nadar o andar en bicicleta durante 30 minutos al día es adecuado para mantener la circulación sanguínea perfecta. Dedique tiempo para hacer ejercicio, especialmente si su trabajo implica mucho estar sentado.

Hierbas

Se sabe que algunas hierbas son beneficiosas para la circulación sanguínea y vale la pena incluirlas en su estilo de vida saludable. Estas hierbas incluyen:

  • Té verde: Los estudios han encontrado que el té verde tiene muchas propiedades medicinales que incluyen mejorar el funcionamiento de las células que recubren los vasos sanguíneos. Beber té verde con regularidad puede reducir el riesgo de enfermedades como las enfermedades cardíacas y el cáncer. Esté atento al té verde orgánico para obtener mejores resultados.
  • Ginkgo Biloba: Ginkgo biloba es una de las especies de árboles más antiguas de la Tierra. Tiene poderosas propiedades antioxidantes y se ha utilizado durante miles de años en el tratamiento de los trastornos sanguíneos y la memoria, entre otras afecciones. Ginkgo biloba mejora el flujo sanguíneo al reducir la pegajosidad de las plaquetas y dilatar los vasos sanguíneos. Al mejorar el flujo sanguíneo, el ginkgo biloba puede ayudar a reducir los efectos de la enfermedad de Alzheimer.
  • Arándano: Mientras que el arándano se usa generalmente como un tratamiento para la diarrea, también tiene propiedades anticoagulantes. Por esta razón, el arándano se usa en casos de insuficiencia venosa debido a venas dañadas. Los estudios también muestran que el arándano mejora la circulación y puede ayudar en casos de aterosclerosis.
  • Perejil: además de ser popular en muchos platos, el perejil es también un ingrediente importante en los suplementos gracias a sus propiedades vasodilatadoras naturales. El perejil también es una fuente rica de vitamina B12 vitamina C.
  • Pimienta de Cayena: Pimienta de Cayena contiene capsaicina que es responsable de su calor. Cayenne se ha utilizado tradicionalmente como un remedio para enfermedades como dolor crónico, mala circulación, dolores de cabeza, dolor de garganta y dolor de muelas.
  • Castaña de Indias: Las investigaciones indican que consumir castaño de Indias crudo puede ser fatal. Pero si se procesa adecuadamente, el castaño de indias se puede usar para tratar la insuficiencia circulatoria.
  • Raíz de jengibre: el jengibre tiene propiedades de vasodilatación. Ayuda a abrir los vasos sanguíneos para que la sangre fluya fácilmente. Además, el jengibre tiene otras propiedades para mejorar la salud, incluidas las náuseas y la indigestión. El jengibre es antiviral y antiinflamatorio y es ideal para resfriados, gripe y problemas en las articulaciones. Una taza de té de jengibre al día es una buena forma de mejorar la circulación sanguínea y aumentar tu inmunidad.

Nota de precaución:

Al igual que otros tratamientos, incluidas las vitaminas de la circulación sanguínea, es importante que consulte a un médico acerca de tomar suplementos de hierbas para la circulación. Tenga en cuenta que cuando se usa incorrectamente o en exceso, los ingredientes activos en las hierbas pueden ser peligrosos.

  • Etiquetas :